[Traducción de Natalia López Sánchez revisada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]

Las cerámicas manufacturadas durante el Movimiento Estético muestran muchos aspectos significativos. La naturaleza de los materiales usados y los relativamente simples procesos técnicos implicados, hacen de la cerámica una válvula de escape ideal para el fervor creativo de los artistas, tanto profesionales como noveles, que caracterizan el período. Al mismo tiempo, la industria de cerámicas establecida, también respondía a la llamada del Arte y, en contacto con la entusiasta demanda por el “Japanesque,” entró su más original y espectacular fase del siglo XIX. Los productos de las cerámicas, si procedían del arte de las cerámicas o de las fábricas de Worcester y Store, eran para la mayor parte, objetos de contemplación, para adornar la repisa de la chimenea o las cornisas y tarimas del armario, el mueble más característico del Movimiento Estético.

La primera cerámica artística fue la decorativa cerámica de gres, manufacturada desde 1866, en la alfarería de Lambeth, en Doulton. Su producción fue sugerida por el conocido y medievalista Edward Cresy, y sus primeras figuras estuvieron inspiradas en la grès de Flandres, de la Edad Media. La artística gres, producida también en C.J.C. Bailey's Fulham Pottery y por los hermanos Martin, indica la elisión entre los elementos progresistas del resurgimiento gótico y las primeras manifestaciones del Movimiento Estético. Significativamente, Robert Wallace Martin había trabajado como ayudante en la escultura de las Casas del Parlamanto, y J.P.Seddon diseñó cerámica de gres para C.J.C. Bailey.

La cerámica pintada es otra categoría de la cerámica artística. Incluye trabajos producidos en el Estudio de Arte Cerámico de Minton, en Kensington Gore, Lambeth Faience en Doulton, tejas pintadas por muchos artistas eminentes (y anónimos contratados por W.B. Simpson e hijos), así como trabajos, ambos noveles y profesionales, producidos por Howell y las exhibiciones anuales de James de "Pintar sobre Cerámica y Porcelana" (desde 1875). Pintar sobre cerámica y porcelana, como pintar sobre mobiliario, refleja el deseo de inteligencia, siguiendo los preceptos de Ruskin y el ejemplo de Morris, para combinar objetos ordinarios con arte (algunas veces, como sustituto del diseño). La cerámica hecha por Theodore Deck y pintada por muchos artistas como Félix Bracquemond y Eléonore Escallier, que era exhibida en la Exhibición de París de 1867, ofrecía el precedente estilístico, como la cerámica pintada por Morris y compañía y el trabajo de William de Morgan.

Otra cerámica artística era la decorada con engobe, presente en la larga tradición de la cerámica inglesa, especialmente en el siglo XVII. En Barnstaple, Brannam y Lauder revivieron la decorativa cerámica pintada con engobe del norte de Devon, cubriendo sus cerámicas con la decoración del sgraffito en el actual idioma estilístico. La cerámica de Watcombe en Torquay añadía la cerámica decorada con engobe a su ya elogiada terracota. Edmund Elton, en Clevendon, cerca de Bristol, decoró su cerámica artística con diseños de flores y pájaros con un colorido engobe. Esta forma de decoración era la equivalente en cerámica a la "Antigua Inglesa" en el campo del mobiliario y la decoración de interiores. En la Cerámica de Linthorpe, en Middlesbrough, establecida en 1879, Christopher Dresser y Henry Tooth desarrollaron una clase de cerámica artística cuyo efecto estético dependía de sus formas y colores. De colores vidriados y formas muy definidas, generalmente eran dejadas sin adornos, aunque algunas veces se decoraban con formas geométricas que caracterizaban a la cerámica de Linthorpe, a la de Bretby Art Pottery (producida por Tooth tras dejar Linthorpe en 1884) y a la de Burmantofts Faience. Esta es la cerámica artística que crea la ruptura más radical con en estilo de las grandes cerámicas victorianas, y que sigue el trabajo de ceramistas tales como Bernard Moore, Howson Taylor, Charles Vyse y Reginald Wells.

La cultura de Japón y el estilo anglo-japonés

La influencia estilística que más perduró en las cerámicas del Movimiento Estético, tanto en cerámica artística como en producción industrial, era la japonaiserie. La muestra de la destreza artesanal japonesa en el sur de Kensington en 1862 y en París en 1867, tuvo un enorme impacto. Incluso en1866, la Fábrica de Porcelana Real de Worcester estuvo produciendo cerámicas al estilo japonés, y la de Minton y muchas otras pronto siguieron su ejemplo. El japonismo más débil apareció con la decoración de formas tradicionales de la cerámica del este con una profusión de motivos japoneses — flores del pruno, ramas de pino, cigúeñas y redondeles. Pero el mejor trabajo al estilo japonés reflejó no solo el alto nivel de destreza artesanal japonés, sino también la originalidad en la imaginación traída para el diseño y la decoración del artista japonés. La imitación directa de los originales de la cerámica japonesa por los trabajadores ingleses era algo raro. De hecho, lo mejor del "Japanesque" que se hizo en Worcester estuvo inspirado en el trabajo japonés de metales, laca y marfil, mientras el punto fuerte de Minton en el estilo japonés era su porcelana, decorada con dorados y esmalte, inspirada en la cerámica cloisonné oriental. La cerámica artística, además, proporcionó ejemplos de la influencia y diversidad japonesa, como el estilo de dibujo de Hannah Barlow y las formas geométricas de algunas piezas diseñadas por Christopher Dresser para Linthorpe. Los grotescos de Mark V. Marshall y R. W. Martin revelan una familiaridad con el arte japonés y un punto de conexión entre el gótico y el japonés en la mente artística del Movimiento Artístico. Los aspectos medievales del arte japonés y de la sociedad fueron acentuados por los escritores contemporáneos. Durante el Movimiento Estético, una gran muestra del talento artístico fue aplicada en la decoración de cerámicas: W. S. Coleman, H. Stacy Marks, E. Burne-Jones y J. Cazin estuvieron entre los acomplejados pintores que trabajaban en el medio, mientras que la cantidad de contribuciones noveles para las exhibiciones de Howell y James, demuestran la intensa necesidad que sentían por la actividad artística de una generación educada en la Naturaleza del Gótico. Otros artistas no fueron inhibidos por alguna falta de entrenamiento formal desde el que convertir su esfuerzo creativo en la producción de cerámica.

De Morgan, Elton, Tooth. Casi con seguridad, la figura simbólica del período fue el químico profesor Church quien, con su consejo técnico, que algunas veces daba personalmente (por ejemplo a Doulton, Elton y, mientras estuvo de vacaciones en el sur de Francia, a Massier), y con todas sus numerosas conferencias que fueron impresas en los principales periodos artísticos, completó el positivismo ideal de la Ciencia combinado con el Arte. El gran acento fue puesto por los críticos de la época cuando escribieron, en sus reseñas de las exhibiciones de arte, sobre el número de mujeres empleadas en su producción o decoración. La falta de lo que Howell y James llamaron "elegancia, conveniencia y, a la vez, trabajo beneficioso para mujeres" fue un serio problema social que llegó hasta los días de Ann Veronica. Más grave fue la depresión económica que golpeó la industria a finales de los años 70. Esto fue en respuesta a, por ejemplo, los trabajos de Sun Brick, que fueron transformados dentro del Arte Ceramista de Linthorpe y al trabajo en la producción de la terracota arquitectónica de la Fábrica Leeds de John Wilcock, que fue complementado con la introducción de Burmantofts Faience. Combinando elementos de amateurismo y la filantropía, y representando el gamut del eclecticismo estilístico, las cerámicas del Movimiento Estético delineaban fielmente las características de una época cultural sobresaliente.

Galerías de materiales relacionados

Referencias

Haslam, Malcolm. "Ceramics" in The Aesthetic Movement and the Cult of Japan. London: The Fine Art Society, 1972. Pp. 21-22.

The Fine Art Society [La Sociedad de Bellas Artes], Londres, ha generosamente dado su permiso para usar la información, imágenes, texto y el de sus catálogos en la Web Victoriana, la generosidad y esto ha llevado a la creación de cientos y cientos de documentos más valiosos del sitio en la pintura , dibujo, escultura, muebles, el textiles, cerámica, vidrio, metal, y el pueblo que los creó. El derecho de autor en el texto y las imágenes de su catálogo sigue siendo, por supuesto, con The Fine Art Society

Landow, George P. “The Art Journal, 1850-1880: Antiquarians, the Medieval Revival, and The Reception of Pre-Raphaelitism.” The Pre-Raphaelite Review 2 (1979): 71-76.


Victorian Web Homepage Victorian Arts Victorian Design Japanese  Style

Modificado 15 de diciembre de 2004; traducido 10 de junio de 2010