[La siguiente información se ha incluido con el permiso del editor a partir de Derek Traversi, “The Brontë Sisters andWuthering Heights ”, (N.T. “Las hermanas Brontë yWuthering Heights) en The New Pelican Guide to English Literatura 6. From Dickens to Hardy. 1996. Traducción de Montserrat Martínez García revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]


Una diferencia notable en cuanto a la calidad de la imaginación separa las novelas de Charlotte (1816-55) y Emily (1818-55) Brontë de las novelas de los otros grandes novelistas ingleses del siglo XIX. La diferencia parece residir en la intensidad emocional que resulta de una atención exhaustiva sobre la trascendencia de la pasión humana en un estado parecido a la pureza esencial. La incógnita ante si esta atención es compatible con la naturaleza de la novela de acuerdo con el modo como se concibe generalmente — y de hecho ha habido una tendencia a considerar a las Brontë como un mero entretenimiento, como una rareza extraordinaria dentro de la historia literaria — sigue estando sin lugar a dudas sometida a examen. Bastantes de los grandes novelistas del periodo — Dickens, Thackeray y George Eliot — mostraron preocupaciones morales y sociales más explícitamente que las reveladas en Cumbres borrascosas (Wuthering Heights ). Podemos acordar que el abanico de estos escritores es más amplio y que proyectan más variopintamente los puntos de contacto con el paisaje humano; pero una vez que esto se reconoce, cabe considerar la mezcla sorprendente de la romantización de la cosas comunes y la inspiración personal, los sentimientos primitivos y la exaltación espiritual, que se corresponde con potencialidades, por otra parte encubiertas durante este periodo.

Esta afirmación, verdadera en Cumbres borrascosas (Wuthering Heights ), es sólo parcialmente aplicable a las novelas de Charlotte Brontë, que reflejan las ocupaciones de una mente aguda e intensamente comprometida. En su posición de hermana mayor y, en gran medida, de sustituta de la madre fallecida, los contactos de Charlotte con el mundo exterior fueron más continuos y variados que los de sus hermanas. Sus incursiones en ese mundo no terminaron tan rápidamente como las de Emily en decepción y retirada; y este hecho queda recogido en una obra que se corresponde más fidedignamente con las características habituales de la forma novelística. Los capítulos inaugurales de la sobremanera popular Jane Eyre (1847) se sustentan en gran parte en las experiencias de la autora en la escuela para hijas de clérigos de Cowan Bridge, así como en su vida como institutriz; y los dos periodos que pasó en Bruselas en el pensionado del Señor y la Señora Héger proporcionaron el material primero para The Professor (1857) (N.T. El profesor ), que no se publicó en vida, y más enérgicamente, para Villette (1853). Finalmente, los recuerdos de su padre sobre los disturbios Luditas de comienzos de siglo, sumados a sus propias lecturas y a sus observaciones de la Industria textil durante el periodo, sirvieron como marco en Shirley (1849) de la presentación de la relación entre la heredera, Shirley Keeldar, y la pobre sobrina del rector, Carolina Helstone, sobre la que se solapan los retratos idealizados de sí misma y de Emily respectivamente.


Victorian Overview Emily Bront‘ Charlotte Bront‘

Modificado por última vez el 25 de noviembre de 2004; traducido diciembre 28 febrero 2010