[*** = en inglès. Traducción de Montserrat Martínez García revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]

En el principio del capítulo cuarto deCartismo, Thomas Carlyle expresa su decepción por el trato que recibe un pobre hombre competente que desea trabajar. Carlyle cree que la nueva Ley para pobres (New Poor-Law) daña a los pobres, situándolos al nivel de los animales.

Un hombre dispuesto a trabajar e incapaz de encontrar trabajo es quizá el panorama más triste que la desigualdad de la fortuna exhibe bajo estas circunstancias. Carlyle expresa libremente los pensamientos que esto le generó: “un pobre hombre que busca trabajo, que busca permiso para faenar y ¡así poder alimentarse y refugiarse! ¡Para poder equipararse con los trabajadores cuadrúpedos del planeta que es suyo! No existe un caballo dispuesto a trabajar y sin embargo, obtiene comida y refugio a cambio, algo que este trabajador bípedo tiene que buscar, solicitar ocasionalmente, en vano. Como trabajador bípedo no le pertenece a nadie; no es tan siquiera el esclavo de nadie. Y no obstante, es un trabajador con dos pies, de quien se dice actualmente que posee un alma inmortal, que le fue enviada descendiendo desde el cielo hasta la tierra, y ¡alguno incluso le contempla en su búsqueda de la misma!—y ¿qué dirá la sabiduría de la ley si resulta que no puede encontrarlo, si la respuesta a su supuesta propuesta no es afirmativa sino negativa?

Preguntas

1. Carlyle, en este pasaje, sugiere que el hombre y el caballo reciben el mismo trato en la Inglaterra victoriana y que posiblemente la calidad de vida del caballo sea superior. También se refiere al alma humana como inmortal. En calidad de lectores, ¿deberíamos creer que Carlyle está más preocupado por la búsqueda de placer del hombre en el mundo material o por sus intentos de agradar a su alma? Si Carlyle siente que el alma es más importante, ¿considera que el único modo de satisfacerla es mediante el trabajo?

2. Mano a mano con la primera pregunta: en clase hemos debatido sobre el papel fundamental que la religión desempeña en la vida victoriana. A la luz de esto, ¿deberíamos creer que Carlyle quiere una legislación más consagrada a las necesidades religiosas o al trabajo del hombre?

3. La pregunta de Carlyle al final del pasaje, “y ¿qué dirá la sabiduría de la ley si resulta que no puede encontrarlo…” cuestiona en voz alta lo que ocurriría si un hombre que desease encontrar trabajo no pudiera hacerlo. Después de lo expuesto en este fragmento sobre los animales y la religión, ¿podemos creer que Carlyle está denigrando la legislación designando la misma estructura organizativa como perteneciente a los animales?


Victorian Overview Autores Thomas Carlyle Las temas

Creado el 26 de febrero de 2003; traducido el 21 de noviembre de 2012