[Traducción de Adriana Osa revisada y editada por Esther Gimeno y Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]

La edición de Francine F. Abeles de los panfletos políticos de Charles Dodgson y de las cartas que envió a varios periódicos y revistas nos muestran a un hombre brillante que se preocupaba especialmente por la justicia. Al aunar sus habilidades matemáticas con temas relacionados con política electoral, contribuyó de manera notable tanto a las ciencias políticas -con su propuesta de una representación proporcional- como a las matemáticas con ideas que, medio siglo después, serían conocidas como teoría del juego.

Abeles muestra cómo estas preocupaciones comenzaron con sus experiencias en la universidad, extendiéndose más adelante al ámbito nacional:

La pertenencia de Dodgson al Consejo Directo del colegio universitario Christ Church desde 1867 hasta el final de sus días le obligaba a involucrarse en temas académicos tales como la elección de Estudiantes (es decir, otros miembros de la junta rectora), desperfectos a parcelas y edificios del Colegio y cátedras. Sus panfletos y cartas de 1872 a 1876 reflejan sus intentos de econtrar el mejor método para votar en tales ocasiones de tal manera que se eligiera al mejor candidato o prepuesta, es decir, que fuera un método determinado por la razón y la equidad.

En el período entre 1881 a 1885, Dodgson se involucró en temas candentes de la política de su época: la extensión del derecho al voto, la redistribución de asientos en la Cámara de los Comunes y métodos para lograr una representación proporcional en esta Cámara. Estos temas incluían también a Irlanda, especialmente los que tenían que ver con la concesión a Irlanda de más asientos en la Cámara. Los panfletos de Dodgson y sus cartas de este periodo reflejan su interés en garantizar la representación de las minorías y en asegurar resultados justos en las elecciones, eliminando en la medida de lo posible las casualidades y las influencias externas al proceso de voto. [3]

“Desde el principio”, indica Abeles, “las preocupaciones principales de Dodgson fueron seleccionar a los mejores candidatos para cada puesto, llevar a cabo las elecciones de la mejor manera posible, apoyar la representación de las minorías y conseguir una representación justa”. Entre 1871 y 1885 escribió una serie de panfletos que distribuyó entre los cuerpos directivos de su universidad y miembros del Parlamento, y también escribió cartas a Pall Mall Gazette y St James Gazzete. Siempre hizo uso de sus dotes matemáticas para promover la justicia en los procedimientos políticos, contribuyendo así a dos campos: la teoría del juego y las ciencias políticas. “Las ideas de teoría del juego están presentes en casi todos los panfletos políticos de Dodgson. En A Method of Taking Votes (N. de T.: Un método para votar], Dodgson recomienda un modo de escoger a un ganador que permitía a los votantes cambiar su voto cuando se daban ciclos para así producir un ranking de consenso basado en la inversión. Esta perspectiva abrió camino a lasestrategia de coalición por la que abogó en el reparto de asientos a candidatos de una lista ordenada en The Principles of Parliamentary Representation [N. de T.: Los principios de la representación parlamentaria] (apartado 30), que Duncan Black (1908-1991) -economista y teórico político escocés- describió como “la contribución mas interesante a la ciencia política que se ha hecho jamás”.

A lo largo de su vida, Dodgson contribuyó frecuentemente con cartas a los medios de prensa, y así “sus contribuciones aparecieron en más de trescientas ediciones de cuarenta periódicos, firmándolas con su propio nombre y con su pseudónimo más conocido, Lewis Carroll, además de con otros como B.B., The Lounger, K., R.W.G., Rusticus Expectans y Dynamite”. Algo más de un cuarto de estas cartas versaban sobre temas políticos y sociales como la educación y los derechos animales. En una carta que escribió a The Spectator en 1875 advertía de que una educación puramente secular inculcaría a los estudiantes unas actitudes que les llevarían a tolerar la opresión y la injusticia:

La esclavización del más débil — “el trabajo de los que no disfrutan por el disfrute de aquellos que no trabajan” — la degradación de las mujeres, la tortura de los animales: estos son los travesaños de la escalera por la que el hombre asciende a una civilización superior. El egoísmo es la máxima de toda educación secular

Francis Abeline debe ser felicitada por su brillante trabajo que nos revela este lado casi desconocido de Lewis Carroll, quien aparece no sólo como una persona capaz de crear representaciones tan fantásticas de las experiencias de un niño en el mundo social como en los libros de Alicia, sino también como una persona que se opuso al maltrato de animales, la existencia de la esclavitud, la opresión de los trabajadores y la degradación de la mujer.

Referencias

Abeles, Francine F., Ed. The Political Pamphlets and Letters of Charles Lutwidge Dodgson and Related Pieces: A Mathematical Approach. Charlottesville: Lewis Carroll Society of North America/U. of Virginia Press, 2001.

Black, Duncan. "The Central Argument in Lewis Carroll's 'The Principles of Parliamentary Representation,'" Papers on Nonmarket Decision Making:3 (1967), 1-17.


Victorian Sitemap Lewis Carroll Social History

Last modified 28 June 2008; traducido 18 January 2010