[Traducción de Emma Haley revisada por Asun López-Varela revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]

decorated initial 'I' n su ensayo «De los escritores en los surcos» [«Of Writers in Grooves»] incluído en The Silver Domino (El dominó de plata) (1893), Corelli protegida tras la identidad del Dominó de Plata establece la categoría de escritores en «los surcos» para aquellos que una vez han encontrado un nicho literario y un estilo se establecen cómodamente en él, en contraste con ellos están aquellos con el «tipo genio realmente versátil, capaces de tocar todas las cuerdas del arpa literaria que poseen» (143). Así incluye a una gran cantidad de sus colegas hombres dentro de la categoría de «en el surco» y los condena de poco originales Šentre ellos están William Black, W. E. Norris, F. C. Philips, William Clark Russell, y también Marion Crawford, George Meredith, Hall Caine, and Bret Harte — de ahí parte su crítica a sus colegas mujeres.

Condenando la falta de originalidad de Mary Braddon («siempre prepara su lienzo de la misma manera y aparecen sobre él siempre las mismas figuras familiares solamente modificadas en ligeros detalles, 153), de Mrs Humphry Ward («surco religioso», 152), de Ouida («ninguna innovación en su estilo», 154), de Rhoda Broughton (»siempre el mismo tipo de angustiante trama amorosa», 155), de Mrs Henry Wood («maravillosamente en el surco», 158), el Dominó de Plata llega a la crítica de si misma. Los críticas, dice Corelli, normalmente aprecian a los autores que están «en el surco» y son predecibles, pero que odian la originalidad.

Es por eso que ellos indudablemente atacan a una de nuestras autoras más nuevas, Marie Corelli, de la que se puede decir que no ha escrito dos libros parecidos, ni en tema ni en estilo; y una vez el serio Spectator se descuidó de tal manera que dijo que la novela llamada «Adrath» había superado al «Valthek» renovado de Beckford en su campo. Pero, en cualquier caso, yo personalmente la encuentro una escritora distintivamente exasperante que no está ni aquí ni allá ni en ningún lugar, una especie de «deseo de la espiral», de la que es deseable que se establezca en un «surco», como si pudiera ser un poco menos difícil la pista del crítico siempre lacerante (en su caso). Nada es más irritante para un crítico que tener que enfrentarse a los temerarios vuelos de la desaforada imaginación de esta mujer. Nos habla del cielo y del infierno como si hubiera estado en ambos y además hubiera disfrutado de la experiencia. Los valerosos intentan «anular» sus gestas, pero aparentemente sus intentos no prosperan, y muchos de mis compañeros la consideran una provocadora en sentido positivo, ¿Por qué no escucha lo que le dicen los críticos sensatos de The World y otros periódicos respetables y se retira de la literatura? Estoy seguro de que sería mucho más feliz podando geranios ˆ la Becky Sharp [sic], con un marido y dos mil al año. De esta forma, para los críticos de la prensa su sólo nombre significa lo que para un toro un capote rojo. Todos la atacan con una furia inmediata que es casi risible en su violencia. Pero, supongo que es como el resto de mujeres . . . obstinada, y va a perseverar en su carrera sin tener en cuenta las censuras (de los críticos). Solo que, como digo, espero que cuando elija un surco en el que acomodarse yo, entre otros, me sentiré aliviado y al mismo tiempo encantado, porque estamos todos convencidos más allá de cualquier duda del tipo de libro que podemos esperar de ella. Por el momento, ella es sólo una molestia para cualquier mente ordenada. [156-158]

En polémico trato hacia sus rivales en popularidad, Corelli se aleja de el resto de las autoras y se autoproclama original todo el tiempo. Evidentemente, lo que en apariencia es crítica, no es más que una estrategia retórica para elogiar su propia originalidad como una cualidad positiva. La cualidad del «deseo de la espiral» manifiesta la originalidad del genio y tiene que ser una característica esencial en todos los autores, y la imaginación desaforada de un escritor garantiza la variedad de sus historias.

Bibliografía

Marie Corelli. "Of Writers in Grooves (De los escritores en los surcos)». The Silver Domino (El dominó de plata), or Side Whispers, Social and Literary (Susurros cercanos, sociedad y literatura). Duodécima ed. Con notas de autor a la edición. Londres: Lamley, 1893. 137-162.


Victorian Web Autores Marie Corelli

Última modificado 29 de agosto 2008; traducido 17 diciembre 2010