[*** = disponsible en inglés. Traducción de Montserrat Martínez García revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]

Tiempos difíciles se vendió serializadamente desde el 1 de abril hasta el 12 de agosto de 1854, estando el mítico Coketown basado parcialmente en Preston, que Dickens había visitado en enero de ese año. Tiempos difíciles dobló con creces la tirada de Palabras de andar por casa, pero su popularidad no se ha mantenido porque se escribió como propaganda. El libro fue dedicado al historiador y ensayista Thomas Carlyle, en la creencia de que simpatizaría con los sentimientos expresados en él:

Dickens describió las condiciones horrorosas de vida de los pueblos-fábrica; predicó que los pobres tenían derecho a la misma justicia, las mismas condiciones sanitarias y la misma libertad que los ricos; atacó todo clase de peste pública, especialmente a aquellos cuyo amor por lo público era realmente un amor hacia la publicidad; y sobre todo, ridiculizó la mentalidad típicamente burocrática que sustituía la exactitud científica por la realidad imaginativa, convencido de que los hechos y las cifras eran demasiado importantes, mientras que la fantasía estaba por debajo del desprecio. [Pearson 211]

En términos de longitud, la entrega mensual media de una novela de Dickens contenía unas dieciocho mil quinientas palabras, mientras que la entrega semanal media de Tiempos difíciles sólo unas cinco mil. Con ciento diecisiete mil cuatrocientas palabras, Tiempos difíciles es más breve que Historia de dos ciudades (A Tale of Two Cities, ciento cuarenta y seis mil quinientos términos) o que Grandes esperanzas (Great Expectations, ciento ochenta y nueve mil palabras), ambas serializadas en el segundo periódico semanal de Dickens, Durante todo el año (***All The Year Round, 1859 y 1861 respectivamente). Es también mucho más breve que sus predecesores semanales, La tienda de antigüedades (doscientas veintisiete mil quinientas palabras) y que Barnaby Rudge (doscientas sesenta y tres mil seiscientas cincuenta palabras), ambas publicadas en El reloj del maestro Humphrey (1840-1841). Dado que la novela mensual media de Dickens alcanzaba las trescientas cincuenta y siete mil palabras, Tiempos difíciles es aproximadamente un tercio del tamaño de su entrega mensual media. Tenía cerca de dos docenas de personajes, la mitad de los cuales eran los protagonistas.

Como Gerald Giles Grubb y otros han destacado, la propuesta para publicar Tiempos difícilesde forma serializada no procedió de Dickens, sino de los editores de su revista, Palabras de andar por casa, preocupados ante el declive de las ventas. John Forster en su biografía documenta que la novela tuvo el efecto deseado, doblando con creces la tirada de la revista. Aunque Dickens, que entonces tenía cuarenta y un años, esperaba descansar durante un año después de sus esfuerzos con La casa desolada, compuso una historia de Inglaterra para niños, editó artículos para su revista semanal, y se sumergió en representaciones teatrales de aficionados después de agosto de 1853. Accediendo a la propuesta de sus editores, escribió la primera página de Tiempos difíciles el 23 de enero de 1854 (los detalles continúan en la página cinco). El encuentro semi-anual de la reunión de los propietarios socios de Palabras de andar por casa (fundada en 1850), decidida a detener las ventas y los beneficios decrecientes de la revista, exhortó a Dickens, su editor, a escribir una novela serializada semanal. Como respuesta a la resolución de aquel 28 de diciembre de 1853 (Dickens se había ausentado de la reunión para leer Cuento de Navidad y El grillo en el hogar en Birmingham), el 20 de enero de 1854, envió diez de los veinte posibles títulos para la nueva novela a Forster, pidiéndole que seleccionara los tres mejores. Dickens también preseleccionó tres: el título común entre las dos listas fue el de Tiempos difíciles. El 29 de enero de 1854, Dickens visitó Preston, informando por correspondencia a Forster que el pueblo industrial de Lancashire era admirable en relación con otros de este tipo, únicamente en su ausencia de humo.

La novela parece estar modelada en parte sobre Ruth de Elizabeth Gaskell (publicada en tres volúmenes en enero de 1853), según Norman Page en el número de noviembre de 1971 sobre Notas y averiguaciones. El Bradshaw de Mrs. Gaskell, por ejemplo, se corresponde con el Gradgrind de Dickens. K. J. Fielding en “La batalla por Preston” (El Dickensiano 50 [1954]: 159-162) sugiere que Tiempos difíciles tuvo su origen en la huelga de tejedores de Preston, que comenzó en octubre de 1853, sobre la exigencia de los trabajadores relativa al aumento de salario en un diez por ciento, y que obligó a haraganear a cerca de veinte mil trabajadores por lo menos durante treinta y siete semanas. La huelga de Preston se puede también apreciar en la novela industrial de Norte y sur (North and South), que Dickens publicó para Mrs. Elizabeth Gaskell en el décimo volumen de Palabras de andar por casa, inmediatamente después de la conclusión de Tiempos difíciles en el noveno volumen.

Como Bitzer, Coketown es el producto del sistema de hechos de Thomas Gradgrind. Se opone al mundo de la fantasía e ilusión que el circo de Sleary (con el que entramos en el pueblo y en la historia, un hecho enfatizado por la adaptación televisiva de la BBC) representa. Su único propósito es enriquecer a los propietarios de la fábrica, epitomizados por Josiah Bounderby. Sin embargo, Bounderby no es el único villano de la historia: el joven Tom Gradgrind, amoral y egocéntrico (como Bitzer) utiliza a Stephen Blackpool como chivo expiatorio. James Harthouse, el capacitado pero indolente aristócrata, intenta seducir a Louisa, y Slackbridge, el demagogo del sindicato, condena al ostracismo a Stephen para mantener el honor y la solidaridad de los trabajadores de Coketown. El último de estos villanos se basa probablemente en Grimshaw, un agitador sindical real a quien Dickens satirizó en el artículo “En huelga” como “Gruffshaw”.

Aparte de ofrecer lo que K. J. Fielding denomina “una visión comprehensiva de la sociedad contemporánea de Dickens” (“Dickens y el departamento del arte práctico”, 270), Tiempos difíciles permite vislumbrar las relaciones maritales de su autor durante esta época:

La creciente insatisfacción de Dickens como marido apenas se insinúa en las cartas de 1853-54, y su existencia sólo puede reconstruirse a la luz de acontecimientos posteriores. No fue hasta mayo de 1858 cuando se separó formalmente de su esposa, Catherine, pero como sus íntimos amigos sabían, la incompatibilidad de lo que él llamaba su matrimonio “miserable” se retrotraía en el tiempo. Cuando imagina la unión entre Stephen Blackpool y Louisa Bounderby, y cuando sus personajes discuten sobre la necesidad de romper su matrimonio o vínculo cuando se ha convertido en una farsa, el novelista parece de nuevo introducir cuestiones que habían comprometido su propio interés ferviente durante la época en la que Tiempos difíciles estaba tomando forma (Ford y Monod ix).

El manuscrito original y las pruebas corregidas de Tiempos difíciles se guardan en la Colección Forster del Museo Victoria y Alberto de Londres.

Materiales relacionados sobre Tiempos difíciles


Victorian Overview Autores Charles Dickens Charles Dickens's Hard Times

Modificado por última vez el 18 de noviembre del 2000; traducido el 20 de marzo de 2012