[••• = solo en inglés. Traducción de Maya Zalbidea Paniagua. Edición de Asunción López-Varela. El diseño HTML y el formato de >George P. Landow.]

Después de la declaración de su padre de que ya no podía estar en la Iglesia Anglicana (Church of England) y que no se mudaría con su familia al norte de Milton, una ciudad industrial en el norte de Inglaterra, Margaret se queda pensativa sentada junto a la ventana de su habitación mirando la silueta de la torre de la iglesia en su querido Helstone. Recuerda con melancolía la felicidad y el ocio que disfrutó durante el día y que se había estropeado con “. La cruda realidad era que su padre se había permitido dudas tentadoras hasta llegar a ser cismático, un paria”. Mientras observa el paisaje, Margaret desaparece y siente que “no hay ninguna señal de Dios” y que su realidad ha sido alterada irreversiblemente. En ese momento, Mr. Hale entra y encuentra a su hija en un estado de devastación, y le pide que rece con él:

El señor Hale y Margaret se arrodillaron junto al asiento de la ventana: él, mirando hacia arriba; ella, con la cabeza inclinada, avergonzada y humilde. Dios estaba cerca de ellos y escuchaba las palabras que susurraba su padre. Tal vez su padre fuera un hereje, pero ¿acaso no se había mostrado ella mucho más escéptica hacía cinco minutos en las dudas de la desesperación? No pronunció una palabra, pero en cuanto su padre se marchó, se acostó sigilosamente como una niña avergonzada de su culpa. Si el mundo estaba lleno de problemas complejos, confiaría y sólo pediría ver el único paso que tenía que dar en cada momento. Aquella noche rondaron sus sueños el señor Lennox, su visita y su proposición, cuyo recuerdo se había visto desplazado bruscamente por los acontecimientos del día: él trepaba a un árbol de fabulosa altura para alcanzar una rama de la que colgaba el sombrero de ella; y se caía, y ella intentaba salvarlo, pero una mano fuerte e invisible la sujetaba y se lo impedía. Él moría. Y sin embargo, la escena cambiaba y ella estaba de nuevo en la sala de Harley Street hablando con él como tantas veces, pero sabía todo el tiempo que le había visto matarse por aquella terrible caída.

<¡Noche triste y agitada! ¡Mal preludio para el próximo día! Despertó sobresaltada, sin haber descansado bien, y consciente de alguna realidad incluso peor que sus sueños febriles. Lo recordó todo: no sólo la pena sino también la 37terrible discordancia en la pena. ¿Hasta dónde había llegado su padre, qué distancia había recorrido llevado por las dudas que ella consideraba tentaciones del Maligno? Deseaba saberlo pero no se lo habría preguntado por nada del mundo. Elizabeth Gaskell, Norte y Sur, 36-37)

Preguntas para debate

1.¿Cómo refleja este pasaje la actitud de Margaret frente a la crisis religiosa de su padre en contra de sus propias actitudes hacia su resignación por la Iglesia y su relación con Dios?

2. ¿Qué simboliza el sueño de Margaret (sobre todo la muerte de Mr. Lennox)? ¿Con qué otras escenas de sueños fantásticos que hemos leído en este curso puedes compararla?


Victorian Overview Victorian Authors Elizabeth Gaskell Religous themes and contexts

Last modified 27 marzo 2000; traducido el 23 de decembre de 2013