[Traducción de Mª Soliña Barreiro revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow. En los títulos de las obras no traducidas al castellano, la traductora indica con la anotación “Nota del Traductor (N. T.)“ entre paréntesis que la traducción de los mismos es obra suya. En caso contrario, la traductora se basa en las traducciones ya disponibles que figuran en el registro ISBN. Del mismo modo, en lo referente a las citas literarias, la traductora indica las traducciones disponibles en castellano. Aquellos casos en los que no se hace referencia a ninguna traducción previa, aluden a la labor traductora de Mª Soliña Barreiro.]

George Gissing nació en Wakefield, Yorkshire el 22 de noviembre de 1857, era hijo de un farmacéutico que murió joven dejando cinco niños en unas circunstancias económicas desfavorables. Gissing era un estudiante brillante y a los 15 años consiguió una beca en el Owens College de Manchester. Esta era una institución preparatoria para la entrada en la universidad y Gissing demostró su valía, ganado premios y asegurándose su entrada en la Universidad de Londres. Estaba claramente destinado a la carrera académica en el ámbito de la cultura, la historia y la literatura clásica, que fueron su primer y último amor. Sin embargo, el éxito en ciernes de su vida y sus perspectivas se truncaron antes de consolidarse cuando fue descubierto robando dinero del guardarropa de estudiantes. El dinero estaba destinado a Nell Harrison, una prostituta joven de la cual Gissing estaba prendado. Después de pasar un mes en prisión fue enviado a América, donde pasó un año enseñando en una escuela a la vez que escribía la primera de sus narraciones breves para un periódico de Chicago. Volvió a Londres en octubre de 1877, sin amigos ni dinero, buscó de nuevo a Nell y se casó con ella. Para ganarse la vida impartió clases particulares mientras trabajaba en su primera novela larga Workers in the Dawn cuya publicación en 1880 pagó gracias a una pequeña herencia. La novela, que fue un fracaso, era un estudio naturalista de los niveles más desesperados de pobreza en la vida londinense. Como sugiere el título, en este momento el joven Gissing se ve a sí mismo como un socialista comprometido pero tan sólo será una breve etapa. Su actitud hacia los pobres pronto se reveló como una peculiar mezcla de simpatía hacia los que se lo "merecía" y un profundo desagrado por el resto; su posición era, en resumidas cuentas, que la pobreza corrompe toda alama sensible pero que la reforma social sería similar a que el populacho dirigiera, la filantropía sentimental carece de sentido y la educación de las clases bajas es generalmente fútil.

El matrimonio de Gissing era desesperadamente infeliz: su mujer bebía e intermitentemente volvía a la prostitución; él llegó incluso a pagarle para que vivieran separados. En Workers in the Dawn la relación entre el idealista Arthur Golding y la sucia e irremediablemente estúpida Carrie Mitchell es claramente autobiográfica. El otro personaje femenino en Workers , Helen Norman, es el primer estudio para toda una larga serie de mujeres virtuosas y refinadas, distantes como estrellas e inalcanzables para el héroe. "Mi único y supremo deseo es casarme con una mujer perfectamente refinada", dice uno de los muchos alter ego de Gissing, Godwin Peak, en su siguiente novela. Pero nunca lo conseguiría.

Nell Gissing murió a causa de la bebida y la sífilis a principios de 1888. La entrada en el diario de Gissing en la que cuenta como fue llamado para identificar su cadáver en una habitación en la barriada de Lambeth es uno de los pasajes más emocionantes escritos por Gissing. Sus investigaciones y su experiencia personal de la vida de los estratos más bajos de la clase trabajadora le resultó de utilidad ofreciéndole gran cantidad de materiales para sus siguientes cuatro novelas sobre los barrios marginales, de entre las cuales, la mejor, inolvidable por su magnífica evocación de la miseria más trágica, es la última The Nether World. Con los beneficios de este libro pudo cumplir su más preciado deseo y pagarse un viaje a Italia. Él consignó lo difícil que la había sido durante mucho tiempo leer un libro sobre Roma sin sentir una punzada en el corazón. Repitió la visita en 1889-90 y en 1897-98.

Gissing nunca conoció amplia fama ni prosperidad. Fue obligado a vender los derechos de sus novelas a sus editores, lo que significó que ni sus éxitos ocasionales redundaron en algo provechoso para él. Sin embargo, a partir de 1884 se ganó la vida de una forma modesta gracias a sus novelas y a sus clases particulares. Durante seis años vivió solo, inspirándose, como dijo irónicamente, en la casa para obreros sin recursos (workhouse), la prisión Marelybone, cercana a su apartamento. Se sentía oprimido por su "secreto": haber pasado por prisión a causa de un desafortunado crimen proletario; tenía además pocos conocidos en el mundo de la literatura y amigos en general. A menudo se sentía desesperadamente solo, invirtiendo muchas horas en su escritorio y apenas relacionándose con gente. Ese "secreto" influyó también en sus relaciones con las mujeres. Era atractivo y las mujeres le atraían, pero consideraba que ninguna mujer de su tipo querría compartir su vida con él; pensaba asimismo que alguien en su posición, un intelectual luchador cuya obra estaba destinada a no tener grandes ventas, estaba obligado a escoger como pareja a una heredera o a una chica de clase obrera. El tema de hasta donde llegaba esa racionalización de los impulsos más profundos, incluyendo el masoquismo y el deseo por mujeres de clase baja sigue siendo controvertido. De hecho, en sus novelas Gissing explora obsesivamente el tema de la exogamia.

Indiferente a su propia profecía en La nueva Grub Street (New Grub Street) sobre el inevitable resultado de otro matrimonio exógamo, se prepararó de nuevo para pagar un alto precio. Encontró a su segunda mujer, Edith Underwood, hija de un artesano respetable, en un music hall. Tan pronto como se hubo casado en febrero de 1891, Gissing se mudó a Exeter como parte de un plan para alejarse de la vida literaria metropolitana. Gissing comenzó tratando de interpretar el papel de King Cophetuaand the beggar-maid y escribió condescendientemente a sus hermanas diciéndoles que iba a tratar de corregir la gramática y la pronunciación de su mujer. Pero pronto descubrió que se había casado con una mujer mala, violenta y mentalmente inestable. El matrimonio fue un desastre desde el principio. Volvieron a Londres en 1893 y tras varias escenas terroríficas, Gissing se separó de su familia (tenía dos hijos por aquel entonces) en 1897. Fue entonces cuando le diagnosticaron un enfisema, que acabaría prematuramente con su vida.

La infelicidad familiar y otro tipo de miserias parecían alimentar el genio de Gissing. Sus novelas de mediados de los 1890, algunas de las cuales han sido subestimadas, tratan los diversos estamentos de la clase media inglesa (en general los estratos más bajos) y los problemas sociales de su tiempo. En su obra maestra La nueva Grub Street (New Grub Street) sus temas son las dificultades económicas por las que pasan los escritores luchadores y sus dificultades maritales; la falta de oportunidades para las mujeres con buena formación en Mujeres sin pareja (The Odd Women); en Born in Exile, el intento de un hombre inteligente pero pobre de congraciarse y casarse con la hija de una familia de clase cultural alta fingiendo tener unas posturas religiosas que en el fondo desprecia; el ataque al matrimonio convencional y a las pretensiones suburbanas en In the Year of Jubilee ; y el estudio de diversos tipos de corrupción entre las clases adineradas en The Whirlpool. Estas novelas, entre las que algunas se vendieron bien y tuvieron éxito de la crítica, mejoraron la reputación de Gissing y también sus ingresos, que aumentó produciendo historias cortas nada sofisticadas y ficciones cortas algo chapuceras y descuidadas. En esta época consigue algunos contactos y conocidos del mundo de la literatura y la cultura como Grant Allen, George Meredith, W.H. Hudson y especialmente H.G. Wells, quien se convirtió en una amigo cercano a Gissing, aunque continuó rechazando ser visto con su esposa o ser invitado a su casa.

Tras la publicación en 1897 de The Whirlpool , la novela que es probablemente la mejor desde un punto de vista formal, y pese a la publicación de dos novelas más algunos relatos, parecía que la energía creativa de Gissing comenzaba a desaparecer. Pasó varios meses en Italia trabajando en una monografía sobre Dickens y en un libro sobre un arduo viaje al sur. Poco después de su vuelta a Londres se unió a Gabrielle Fleury, una joven traductora francesa, y se fue a vivir con ella y con su madre en París. La obra más destacada en este último periodo fue The Private Papers of Henry Ryecroft , unas curiosas memorias de un escritor retirado de carácter semi ficcional (aunque realmente bastante reales). Este fue su libro más famoso después de su muerte, si bien su reputación se desvanecería entonces. Su tono de tristeza y desánimo, unido a una auto condescendencia gruñona que aparecen demasiado a menudo en primer plano, no presentan al autor en su mejor perspectiva, incluso aunque él pensase que esta obra era "la que permanecería finalmente cuando el resto mi inútil obra haya pasado a mejor vida".

Con la entrada en el nuevo siglo la enfermedad de Gissing se agudizó. Se trasladaba sin cesar de un lugar a otro, semi inválido y siempre convencido de que la felicidad estaría en toro lugar. En sus cartas se quejaba amargamente sobre la comida francesa y desarrolló una fascinación inverosímil por la comida inglesa, llegando a decir que al ver una patata inglesa se llenaba de “ansiosa añoranza". Su última novela, Will Warburton trata de nuevo el tema del secreto y de la culpa. El protagonista regenta una tienda de alimentación en la que pierde dinero sufriendo la consecuente humillación desde la perspectiva de la clase media que Gissing siempre temió.

Gissing murió en Saint Jean Pied de Port, en la Bahía de Bizkaia el 28 de diciembre de 1903 dejando inacabada Veranilda una obra académica y poco convincente ambientada en la Roma de los años oscuros. No tuvo discípulos de forma evidente, si bien las primeras novelas de Georges Orwell, que trabajan sobre el mismo campo, son deudoras de Gissing tal como el propio Orwell advirtió en su generoso tributo. Una influencia más lejana puede verse en la idea de la conciencia de clase como "condición de la ficción inglesa" en Kingsley Amis, John Wain o Margaret Drabble entre otros. La fama de Gissing ha sido variable en los últimos 20 o 30 años y su lugar parece ahora asegurado entre los más interesantes, y también más exasperantes, novelistas de segundo rango del victorianismo tardío. Es lamentable que aunque muchas de sus novelas se han editado, sólo La nueva Grub Street (New Grub Street) y Mujeres sin pareja (The Odd Women) son ampliamente conocidas y leídas. Pero hay por lo menos otras tres que son de la misma calidad y no son tan conocidas, son The Nether World, The Whirlpool) y Born in Exile .

.
Victorian Overview George Gissing George Gissing

Modificada por última vez 15 de marzo 2010; traducido el 9 de agosto de 2011