[Traducción de Mª Soliña Barreiro González revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow. En los títulos de las obras no traducidas al castellano, la traductora indica con la anotación “Nota del Traductor (N. T.)“ entre paréntesis que la traducción de los mismos es obra suya. En caso contrario, la traductora se basa en las traducciones ya disponibles que figuran en el registro ISBN. Del mismo modo, en lo referente a las citas literarias, la traductora indica las traducciones disponibles en castellano. Aquellos casos en los que no se hace referencia a ninguna traducción previa, aluden a la labor traductora de Mª Soliña Barreiro.]

George Gissing es especialmente conocido por sus novelas La nueva Grub Street (New Grub Street) y Mujeres sin pareja (The Odd Women) pero éstas son sólo las obras más destacadas de una carrera que, pese a ser corta, se caracterizó por una laboriosidad implacable: escribió otras 21 novelas, más de cien de relatos breves, un libro de viajes, crítica literaria y ensayos.

Los detalles de la a menudo amarga vida privada de Gissing - amargura provocada en gran medida debido a su asombrosa capacidad de auto-tormento - han fascinado a generaciones de lectores desde que su amigo Morley Roberts publicara su primera biografía, apenas escondida bajo el título The Private Life of Henry Maitland. Roberts consignó algunos detalles erróneos; afortunadamente, Gissing ejercía a menudo de cronista de su propia vida, aunque los registros fueron dañados antes y después de su muerte. En su conjunto, la soberbia edición de sus Collected Letters, de su Diary y de sus curiosas y semi ficcionales memorias The Private Papers of Henry Ryecroft nos proporcionan un entendimiento único y conmovedor de su personalidad inconfundible y de la vida por la que luchó desde su posición de novelista de segunda fila en la Inglaterra victoriana tardía.

La ficción de Gissing es generalmente naturalista, antirromántica y de ubicación y regusto exclusivamente urbano. Sus primeras novelas se desarrollan en las barriadas de Londres y lidia con la vida de allí de un modo despiadado, agudo y no demasiado comprensivo. Como ejemplo, destacar que la mejor de esas novelas es The Nether World (1889), una obra maestra de la observación minuciosa y distanciada de las condiciones de lo más bajo de la pirámide social. Otras novelas, entre las cuales The Unclassed(1884) es la más característica y La nueva Grub Street (1891) (New Grub Street), la mejor, trabajan un tipo de personaje característico de Gissing. Personajes que, según él, son "una clase...distintiva de nuestros tiempos, bien educada, adecuadamente criada pero sin dinero".

A parte de sus novelas de suburbios, lo mejor de su trabajo trata temas sociales. Gissing era un hombre profundamente conservador, neurótico y agitado. Odiaba el Jingoísmo y el nacionalismo, preocupándose por predecir muy detalladamente a dónde conducirían. Desconfiaba de la ciencia y condenaba a los partidarios del progreso; se burlaba de todo aquello que provocaba entusiasmo popular en su época. Tenía una sensibilidad aristocrática y era profundamente nostálgico del pasado, especialmente del mundo clásico. Sin embargo, su conservadurismo no le impidió ser un observador atento, informado y perspicaz que diagnosticó muchos de los problemas de su época: la producción el consumo de "literatura" en La nueva Grub Street (New Grub Street), la frustración de las ambiciones de las mujeres y su descontento en Mujeres sin pareja (The Odd Women), el arribismo de clase en Born in Exile y las vidas inmorales de las clases medias artísticas y a la moda en The Whirlpool ). No son, sin embargo, novelas didácticas ni ensayos disfrazados de novela. Gissing siempre explora su tema en el contexto concreto del personaje en relación al sexo, la clase y el dinero, los tres polos alrededor de los que gira su obra.

Gissing no fue un experimentador de las técnicas de narración de ficción ni estaba interesado en probar los límites de la tolerancia lectora. Sus referentes en el campo de la ficción eran Dickens y George Eliot, y no lo eran ni Henry James ni Thomas Hardy. Sus novelas son productos típicos del mercado literario victoriano tardío, un mercado que Gissing conocía y despreciaba pero que no podía permitirse ignorar. Sus primeras novelas eran demasiado largas para adaptarse a las exigencias de circulación de las librerías y, por ello, eran algunas veces reducidas. Ninguna de sus obras tiene elementos simbólicos o resonancias metafóricas. Sus argumentos, pese a estar muy cuidados, sufrían de intrusiones melodramáticas. Pocos de sus personajes son verdaderamente memorables; el protagonista masculino es casi siempre su autorretratro parcial y, el femenino, siempre responde a un número limitado de tipos que se repiten. Se disfruta de la lectura de Gissing porque es un escritor tan personal que parece hablar a cada lector. Esto es sobre todo una cuestión de estilo. Gissing dedicó muchos esfuerzos a trabajar su estilo y, con el paso del tiempo, se convirtió en un estilo extremadamente distinguible: melancólico, reflexivo, íntimo, elevándose a menudo hacia un punto de indignación o de exaltación, preñado de agudezas y, si bien era ocasionalmente cansino, hacía aparecer un excelente diálogo, vivo y estimulante, alternando el análisis psicológico con momentos de un humor negro, mordaz y melancólico.


Victorian Overview George Gissing George Gissing

Modificada por última vez 15 de marzo 2010; traducido 8 de agosto 2010