[Traducido por Terri Ochiagha Plaza y revisado por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces por George P. Landow..]

Cuando Tom Brown, que hasta hace muy poco no creía que utilizar chuletas antes de intentar hacer uno mismo las traducciones estuviese mal, intenta convencer a su amigo Harry East para que cambie también, este le responde con una visión de la relación entre profesor y alumno que puede deprimir a cualquiera:

"Bueno, Tom," le dice al final, "como puedes ver, cuando llegamos al colegio no existían este tipo de nociones. Puede que lleves razón — me atrevo a decir que sí. Solo que lo que uno siempre ha pensado de los profesores es que hay una batalla justa de proezas entre ellos y nosotros — como un partido de fútbol o una batalla. Somos enemigos naturales en el colegio — y eso es lo que es. Tenemos que aprender tanto latín y griego, y hacer tantos versos, y ellos tienen que asegurarse de que lo hacemos. Si podemos librarnos de trabajo sin que nos pillen, ganamos la partida. Todo vale en la guerra excepto la mentira. Si voy a clase sin aprenderme la lección y no me preguntan, Ąpor qué soy un vago? No le digo al profesor que me la haya aprendido. Es su trabajo descubrir si me la he aprendido o no. ĄPara qué le pagan? Si me llama y lo hago mal, o me hace escribirla en griego o en inglés, muy bien. Me ha pillado, y no me quejo. Te aseguro que si voy y me quejo, y le digo que me lo he intentado aprender, pero no me las arreglaba sin una traducció n, o digo me duelen las muelas, o alguna tontería por el estilo, soy un snob. Esa es mi moralidad escolar, me ha servido, y a ti también, Tom, todos estos cinco años. Y es justo y claro, no te equivoques. Lo entendemos, y ellos lo entienden, y no creo que tengamos ningún problema ninguna de las partes."

Tom, nos cuenta el narrador, "no podía evitar pensar lo bien que había resumido su propia teoría y práctica previa." Intenta convencer a su elocuente amigo de que con el Dr. Arnold y los nuevos maestros de Rugby, las cosas habían cambiado radicalmente, pero a East le da igual. Los profesores nueves, dice, no están seguros de sí mismos y aún no sabe como funcionan los colegios. Los comentarios de East nos dan una idea de a lo que Thomas Arnold tuvo que enfrentarse al llegar a Rugby, y, como dejan claros otros comentarios de la novela, Tom y su amigo llegaron al colegio en la primera fase de las reformas del maestro.

Referencias

Hughes, Thomas. Tom Brown's Schooldays. Versión Electronica del Project Gutenberg producida por Gil Jaysmith y David Widger.


Victorian Overview Thomas Hughes

Last modified 28 June 2008; traducido 2009