[Traducción de Rebeca Cordero Sánchez revisada por Terri Ochiagha y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow. En los títulos de las obras no traducidas al castellano, la traductora indica con la anotación «Nota del Traductor (N. T.)» entre parŽntesis que la traducci—n de los mismos es obra suya. En caso contrario, la traductora se basa en las traducciones ya disponibles que figuran en el registro ISBN. Del mismo modo, en lo referente a las citas literarias, la traductora indica las traducciones disponibles en castellano. Aquellos casos en los que no se hace referencia a ninguna traducci—n previa, aluden a la labor traductora de Rebeca Cordero.]

Edward Lear, quien en la década de 1840 ya había publicado poesía cómica y limericks, no comenzó a poner por escrito lo que se conoce como sus versos nonsense (“sin importancia/sin sentido”) hasta finales de 1860. Según su biógrafo, no sabemos cuándo empezó a escribir el tipo de trabajo por el que es conocido.

Ocasionalmente mencionaba en su diario que acababa de escribir una nueva canción o un alfabeto, pero por lo general hemos de echar mano a la copia manuscrita más antigua que se conserve y que el autor hiciera para regalar a sus amigos, lo cual podría haberse hecho días o incluso años después de que él hubiera compuesto tal canción. Él "cantaba disparates para los niños" ya en septiembre de 1860, siete años antes de que la primera de sus canciones sin sentido apareciese en forma de manuscrito para ser regalado. . . . La primera mención de algo aparte de sus limericks ocurre en febrero de 1865, cuando escribió "La Historia de las siete familias del Lago Pipple-popple". En agosto 1866 llegó "Mr. Lear, the Polly and the Pussybite" y en diciembre de 1867 "El búho y la Gatita." Hacia 1869 existían copias de otras canciones disparatadas, y a finales de 1870 Nonsense Songs, Stones, Botany and Alphabets fue publicado. [222/223]

Occasionally he mentioned in his diary that he had just written a new song or an alphabet, but generally we have to go by the earliest surviving manuscript copy that he made to give dway to his friends, and this could have been made days or even years after he had written the song. He "sang nonsense for the children" as far back as September 1860, seven years before the earliest of his nonsense songs appeared in manuscript form to be given away. . . . The earliest mention of anything more than limericks was in February 1865 when he wrote "The Story of the Seven Families from Lake Pipple-popple." In August 1866 came "Mr Lear, the Polly and the Pussybite," in December 1867 "The Owl and the Pussy-cat." By 1869 copies of other nonsense songs were in existence, and at the end of 1870 Nonsense Songs, Stones, Botany and Alphabets was published. [222/223]

Cualquier persona interesada en la historia de la literatura infantil o del verso del absurdo se sentiría intrigada acerca de las relaciones literarias entre Lear y Lewis Carroll. Desafortunadamente, aunque es probable que ambos se leyeran los libros recíprocamente, ninguno menciona nunca al otro autor ni a sus obras. Tal y como Noakes precisa, Alicia en el País de las Maravillas vio la publicación en 1865,

“y el único disparate que sabemos con seguridad que Lear escribiera antes de esa fecha fueron los limericks y la Historia de las Siete Familias. Sin esta historia parecería probable que a partir de Alicia en el País de las Maravillas Lear se diese cuenta de que el absurdo y el disparate eran un inmenso campo que podía explorar, pues en Alicia él habría descubierto un mundo nuevo y extraño — la oruga fumando su cachimba, la fiesta del té del Sombrerero Loco, la partida de croquet jugada con flamencos y erizos, y la triste triste Tortuga Falsa con su Cuadrilla de Langostas. Pero cinco meses antes — después que Alicia se hubiese escrito pero antes de que se hubiese publicado — Lear ya había creado la Tierra de Gramblamble, el Lago Pipple-popple, los árboles Soffsky-Poffsky, la Pulga Plumpudding, el Clangle-Wangle, el Bosswoss azul, los jardines repletos de arbustos de Goose-berry y Tiggory-trees. Así que realmente parece que estos dos hombres estaban creando disparates al mismo tiempo pero de manera independiente”. [225]

[and the only nonsense we know for certain that Lear had written before then were the limericks and the "History of the Seven Families." Without this story it would have seemed likely that it was from Alice in Wonderland that Lear realised how much larger was the field of nonsense over which he could roam, for in Alice he would have discovered a new world of strangeness — the caterpillar smoking his hookah, the Mad Hatter's Tea Party, the game of croquet played with flamingoes and hedgehogs and the sad sad Mock Turthe with his Lobster Quadrille. But five months earlier — after Alice had been written but before it was published — Lear himself had created the Land of Gramblamble, the Lake Pipple-popple, Soffsky-Poffsky trees, the Plumpudding Flea, the Clangle-Wangle, the blue Bosswoss, the gardens full of Goose-berry bushes and Tiggory-trees. And so it really does seem that these two men were at this stage creating their nonsense at the same time but quite independently. [225]

Noakes clasifica el absurdo de Lear en “tres grupos que se solapan”, el primero de los cuales es frecuentemente cómico:

En otras palabras, cuando Lear escribe como poeta del “nonsense” está actuando como un verdadero victoriano, inventando o desarrollando una forma literaria que le permite inspirarse en su experiencia más privada para un fin público. Al igual que los monólogos dramáticos de Tennyson y Browning, y como las voces múltiples de In Memoriam, el “nonsense” de Lear actúa como medio de expresión, protegido de las preocupaciones personales más intensas.

Referencias

Noakes, Vivien. Edward Lear, The Life of a Wanderer. Boston: Houghton-Mifflin, 1968.


Victorian Overview Edward Lear

Modificado por última vez el 18 de julio de 2007; traducido Diciembre 2009