[••• = disponible sólo en Inglés. Traducción de Noelia Malla García revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]

La obra de Pater resulta destaca por el tono de seriedad que supone una marca de distinction entre el tono frívolo de Le Gallienne, Wilde y Beerbohm. Obsérvense las últimas frases de la conclusión de Pater a Estudios de la historia del Renacimiento:

Como dice Victor Hugo, todos estamos condenados; nos encontramos bajo una suerte de pena de muerte aplazada… Algunos individuos dedican ese intervalo de tiempo a languideces, otros dan rienda suelta a grandes pasiones; los más sabios —al menos entre “las criaturas de este mundo”— dedican dicho intervalo al arte y a la música. Si nuestra verdadera oportunidad reside en expandir ese intervalo, esto es, en aprehender la mayor cantidad de pulsiones en ese tiempo limitado, entonces las grandes pasiones deberían concedernos ese sensación de vivir de forma acelerada en toda su magnitud. El individuo sólo debe asegurarse de que sea la pasión la fuerza que produce esa conciencia vital. De esta sabiduría se concluye que la pasión poética, el anhelo de la belleza y el amor al arte por el arte surgen precisamente por la cualidad que inspiran dichos momentos de experiencia vital.

El tono de este pasaje resulta exaltado e instructivo. La audiencia puede estar segura de que al exhortador se preocupa profundamente por el sujeto y por sus deseos y busca que éste actúe tal y como él sugiere. Desde luego, el anterior pasaje resulta muy distinto al final del ensayo “La decadencia de la mentir” de Wilde. Tras varios párrafos que detallan “la doctrina de la nueva estética” el personaje de Vivian concluye:

The final revelation is that Lying, the telling of beautiful untrue things is the proper aim of art. But of this I think I have spoken at sufficient length. And now let us go out on the terrace, where “droops the milk-white peacock like a ghost,” while the evening star “washes the dusk with silver.” At twilight nature becomes a wonderfully suggestive effect, and is not without loveliness, though perhaps its chief use is to illustrate quotations from the poets. Come! We have talked long enough.

La revelación final es que la mentira, el adornar lo incierto, es el objeto del arte. Pero todo esto ya ha sido referido con anterioridad. Salgamos ahora a la terraza donde el pavo real blanco como la leche se marchita como un fantasma, donde la estrella vespertina enjuga la tarde de plata. La naturaleza del ocaso produce una maravilloso y sugestivo efecto que no carece de belleza, aunque quizás su principal función sea poner de manifiesto las citas de los poetas. Vayamos, que ya hemos hablado bastante.

El rechazo del personaje de Vivian a las fuerzas de la naturaleza como bien primordial demuestran el estilo deliberadamente frívolo de Oscar Wilde, quien a diferencia de Pater desestabiliza al lector respecto a las expectativas de la reacción lectora.

Preguntas

1. Oscar Wilde parece dejar poco espacio en su obra al entusiasmo que propone Pater. Ante los experimentos literarios de Wilde, ¿cuál sería la reacción del lector: creer en el autor o desconfiar de él?

2. ¿Por qué recurre Wilde al manierismo para justificar sus argumentos estéticos?

3. ¿Supone el recurso de la forma retórica una técnica para demostrar sus teorías estéticas? ¿Hasta qué punto prepara Oscar Wilde al lector para creer en la inestabilidad de la naturaleza de un medio amoral en el que el arte es la forma suprema? Cabría analizar también las múltiples formas en las que el tono de Pater permite al lector comprender su sistema teórico.


Victorian Overview Autores Oscar Wilde Leading Questions

Modificado por última vez el 22 septiembre de 2009; traducido el 9 de febrero de 2012