[Traducción de Montserrat Martínez García revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow. (Follow for English version)]

Los siguientes son extractos procedentes del Juramento y las reglas Orange, 1834 (De Actas parlamentarias [1835], XV. 440-I, Documento del Comité selecto nombrado para investigar la naturaleza, el carócter, grado y tendencia de las Logias Orange, apéndice 3, en E. R. Norman, El anti-Catolicismo en la Inglaterra Victoriana (Barnes y Noble, 1968), pp.140-143). Aunque como medida preventiva el gobierno britónico condenó a la Orden en 1836, continuó floreciendo.

REGLAS DE SOCIEDAD, 1834

Leyes y ordenanzas de la Institución Orange en Irlanda.
Gran Maestro, Su Alteza real el Príncipe Ernesto Augusto
Duque de Cumberland, Conde de Armagh, K.G. y c. y c.
Prelado, el legítimo reverendo y señor Obispo de Salisbury.

Declaración de un miembro Orange

Yo, A.B., declaro solemne y voluntariamente, mi fidelidad y verdadera lealtad a su Majestad el rey. Apoyaré y mantendré hasta donde llega mi poder las leyes y la Constitución del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, tal y como fue establecido por Guillermo III de memoria gloriosa, y la sucesión al trono en la ilustre Casa protestante de su Majestad

Declaro que no soy, y que nunca fui, un católico-romano o papista; que no fui, soy o seré, un miembro de la sociedad llamada «Irlandeses unidos», ni de ninguna otra sociedad o cuerpo de individuos, enemigos de su Majestad, o de la Constitución gloriosa de estos reinos, y que nunca juramentaré con esta u otra sociedad desleal.

Declaro que, en lo concerniente a mi poder, ayudaré a los magistrados y a las autoridades civiles de estos reinos en la ejecución legal de sus deberes oficiales, cuando sea requerido. Que seré leal y fiel a cada hermano Orange en todas las acciones justas, que no perjudicaré o me enteraré de que se le ha perjudicado o dañado, sin notificarlo, si depende de mí. Y declaro solemnemente que siempre ocultaré y que nunca revelaré parte o partes de lo que se me comunique privadamente, a menos que sea un hermano Orange y que sepa que lo es mediante un juicio estricto y bajo una investigación oportuna, o procedente de la palabra de un hermano Orange o hasta que sea autorizado para ello por las autoridades competentes de la Institución Orange. Que no lo escribiré, encausaré, tallaré, mancharé, estamparé o grabaré o haré que se lleve a cabo, para que ninguna parte de ello se conozca. Y finalmente, declaro que he sido, para mi conocimiento y creencia, propuesto o rechazado, o incluso expulsado de ninguna otra Logia Orange».

La Institución Orange de Irlanda

Esta Institución estó formada por personas que desean, hasta el límite de su poder, respaldar y defender a su Majestad el rey Guillermo IV, a la religión protestante, a las leyes del país, a la sucesión del trono en la ilustre Casa de su Majestad, siendo protestantes, así como apoyar a sus propias personas y propiedades, y la conservación de la paz pública. Y para estos propósitos, los miembros se consideran obligados, cuando requeridos, a estar en todo momento preparados para asistir a los poderes civiles y militares en el cumplimiento justo y legal de su deber. Se asocian también en honor del rey Guillermo III, príncipe de Orange, cuyo nombre portarón perpetuamente, como defensores de su memoria gloriosa, y de la verdadera religión establecida por ley en este Reino Unido.

Ésta es exclusivamente una Asociación protestante; sin embargo, detestando un espíritu intolerante, no admite a personas en su hermandad que sean bien conocidas por ser incapaces de perseguir, injuriar o censurar a alguien debido a su opinión religiosa: su principio es, evitar y asistir a los súbditos leales de toda persuasión religiosa, protegiéndoles de la violencia y de la opresión.

Requisitos

Un miembro Orange debe sentir un amor sincero y veneración por su Hacedor Todopoderoso, una fe firme e inquebrantable en el Salvador del mundo, convencido de que Él es el único mediador entre la criatura pecadora y un Creador ofendido. Su disposición debe ser humana y compasiva, su comportamiento bueno y cortés. Debe amar a la sociedad racional que progresa, considerar fielmente la religión protestante, y sinceramente desear propagar su doctrina y preceptos. Debe odiar la maledicencia y los juramentos así como tomar el nombre de Dios en vano, y debe aprovechar todas las oportunidades para desalentar estas prócticas vergonzosas. La sabiduría y la prudencia deben guiar sus acciones, la templanza y la sobriedad, la honestidad y la integridad dirigir su conducta y el honor y la gloria de su rey y país deben ser los motivos de sus esfuerzos.

Reglas generales

1. La Institución Orange consiste en un número ilimitado de hermanos, cuya admisión no estó regulada por ninguna otra prueba que la de su religión, carócter y principios.

2. Ninguna persona que en un determinado momento haya sido un católico-romano puede ser admitida en la Institución, excepto por una solicitud especial a la Gran Logia, o gran comité, acompañada de certificados y testimonios, transmitidos a través del gran secretario de su condado, que serón tan perfectamente satisfactorios como para producir un voto unónime en la ocasión.

Materiales relacionados


Victorian Web main screen Religion Historia política

Modificado por última vez en 1998;