[ *** = solo en inglés. Gabriela Salvador D'Ambrosio revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow. En los títulos de las obras no traducidas al castellano, la traductora indica con la anotación “Nota del Traductor (N. T.)“ entre paréntesis que la traducción de los mismos es obra suya. En caso contrario, la traductora se basa en las traducciones ya disponibles que figuran en el registro ISBN. Del mismo modo, en lo referente a las citas literarias, la traductora indica las traducciones disponibles en castellano. Aquellos casos en los que no se hace referencia a ninguna traducción previa, aluden a la labor traductora de Gabriela Salvador D'Ambrosio.]


Decorated initial L

Las alusiones en un texto literario son referencias, tanto explícitas como indirectas, a una persona célebre, lugar, acontecimiento o a otro texto literario. El autor no explica ni la naturaleza ni la relevancia de la referencia. Más bien, el efecto de la alusión radica en el conocimiento del lector y en la identificación de dicha remisión. Antes del siglo XX, los autores asumían que los lectores educados reconocerían referencias a la Biblia y a los clásicos. El término “intertextualidad” incluye alusiones de las muchas formas en que un texto se interrelaciona con otros. Una alusión es un medio económico de apelar a la historia o la tradición literaria que comparten autor y lector. La alusión presenta a menudo una situación paralela o universaliza lo específico.

Alusiones Bíblicas

Stevenson, criado en un hogar presbiteriano, encontraba que las alusiones bíblicas eran un medio útil para delimitar el bien y el mal. En el primer capítulo, por ejemplo, el narrador Utterson observa con curiosidad que se inclina hacia la herejía de Caín –“deja que su hermano se acerque al demonio” (que se vuelva todo lo disoluto que quiera). La referencia al Génesis 4 no funciona aquí meramente como una salida elocuente, sino también como un presagio, ya que el buen hermano (Jekyll) debe asesinar al mal hermano (Hyde) para salvar el mundo de los actos de un sádico. La ironía, por supuesto, es que en el Génesis fue el mal hermano (Cain) quien mató al buen hermano (Abel); sin embargo, la referencia es apropiada, puesto que Hyde desea hacerse con el cuerpo y las posesiones de su hermano mayor. De hecho, la deformidad física de Hyde, que repugna a cualquiera que lo ve, podría relacionarse con el hecho de llevar la marca de Caín, el primer asesino.

Otra alusión bíblica es el "dedo babilónico en la pared" (una referencia al término del imperio del rey Belsasar, popularizado en la expresión "la escritura en la pared") [otras alusiones victorianas a este pasaje bíblico.] No obstante, mientras que el imperio del soberano del este es destruido por fuerzas externas (un ejército invasor), el castillo de naipes de Hyde es destruido por la consciencia de Jekyll, que se reafirma momentáneamente a tiempo para destruir al gemelo malvado con quien Jekyll comparte mente y cuerpo, justo cuando Hyde está apunto de asumir el control absoluto.

Alusiones contemporáneas o tópicas

En la India, en la localidad de Puri en Orissa, los seguidores de la octava encarnación de •••Vishnu, Jagannath ('Señor del Mundo'), arrastran anualmente en procesión una est •••atua de la deidad en un enorme vehículo, debajo de cuyas ruedas se dice que muchos devotos se arrojaban para escapar al ciclo del karma -samsara (reencarnación). Por consiguiente, Hyde aplasta la niña como si fuera “un maldito Juggernaut”." Hyde se identifica con rituales bárbaros y con una religión no cristiana, con una pasión inconsciente y con una audacia suicida. Lo exótico, lo extranjero y lo desprestigiado de Hyde es precisamente lo que atrae a Jekyll hacia él, pero al unirse a Hyde, Jekyll afirma su propia destrucción moral y física.

Alusiones Clásicas

Para el escritor y lector británico, educado tanto en el latín como en el griego, dichas alusiones a la historia, filosofía y mitología de Grecia y Roma eran extremadamente útiles, al no haber peligro de “blasfemar” al citar una escritura fuera de contexto o para un fin personal. Por ejemplo, Dr. Lanyon asemeja la relación temprana entre sí mismo y Jekyll a la de Damón y Pitias, cuya amistad era tan fuerte que el primero ofreció su vida como fianza para el último, sentenciado a muerte por el rey Dionisio. El término, por tanto, connota sacrificio personal y altruismo. A pesar de ser antiguos compañeros y profesionales de la medicina, tras una vida de secretos compartidos, Jekyll y Lanyon ya no son "Damón y Pitias"; de hecho, Jekyll reemplaza a su mejor amigo Lanyon con su propia creación, por quien está dispuesto a sacrificar todo lo que ha logrado en la vida, e incluso la propia vida. En última instancia, sin embargo, Jekyll se sacrifica a sí mismo para destruir la amenaza que ha desatado sobre el mundo.

Los "cautivos de Philippi" es probablemente una alusión tanto clásica como Shakespeareana ya que, al final de La Tragedia de Julio César y tras las batallas en aquella ciudad macedonia en el 42 a.C., los cautivos (antiguos seguidores de los conspiradores Cassio y Bruto) fueron liberados por los magnánimos vencedores, Antonio y Octavio. La libertad les fue otorgada en lugar de muerte por traición. Hyde es inesperadamente (e inmerecidamente) liberado de su prisión para causar una mayor destrucción.

De este modo, podríamos concluir que Stevenson utiliza alusiones de manera coherente para subrayar determinados temas fundamentales de la novela. Aunque estos sentidos subyacentes aparecen codificados para los lectores modernos, estos fueron transparentes para los lectores educados del siglo diecinueve.

Material relacionado


Robert Louis Stevenson

Modificado por última vez el 5 de enero de 2004; traducido el 18 de julio de 2013