[Traducción de Traducción de Rocío Morales de la Prida. A menos que se indique lo contrario, la traducción de los títulos de las obras es de Rocío Morales de la Prida; revisada y editada por Asun López-Varela. El diseño HTML, el formato, y los enlaces de George P. Landow.]

En La Hermana Menor (The Younger Sister) de Catherine Hubback, la falta de vivienda de Emma Watson se utiliza asimismo para expresar la creciente movilidad que caracterizó a la época victoriana y las consiguientes ansiedades sobre un sentido cada vez más generalizado de estar desarraigado así como inestabilidad financiera. Mientras que se ha sugerido recientemente que “uno de los grandes temas de la ficción de Austen es mudarse de casa” (“[o]ne of the great themes of Austen’s fiction is moving house”) (Stabler, 192), también se ha dicho sobre Mansfield Park (Mansfield Park)que “el anhelo una casa” (“yearning for home”) de la heroína es un tema que “se convierte en la novela victoriana de mediados de siglo en una verdadera metafísica de la falta de vivienda” (“becomes in the mid-Victorian novel a full-blown metaphysics of homelessness”) (Sutherland, xii). La nostalgia ni es la prerrogativa de la secuela de Austen ni de la ficción victoriana, pero domina claramente las novelas de Jane Austen (Wagner, Nostalgia, capítulo 2).

En su análisis de la finalización de 1928 de Los Watsons (The Watsons) por Edith Hubback Brown, sobrina de Jane Austen, escrita conjuntamente con Francis Brown, Paul Pickrel habla de una “serie de personajes femeninos importantes en sus últimas obras — Emma Watson, Fanny Price, Jane Fairfax, y Anne Elliot — como las exiliadas (“series of important female characters in the later works — Emma Watson, Fanny Price, Jane Fairfax, and Anne Elliot — as the exiles,”) ya que “comparten no sólo un exilio común sino también un aislamiento psicológico extraordinariamente completo (“share not only a common exile but also an extraordinarily complete psychological isolation”) (451). Catherine Hubback continúa fielmente este énfasis en un exilio psicológico y las condiciones físicas de la nostalgia, mientras que posteriores secuelas tienden a abandonar el aspecto emocional (o psicológico) para centrarse en las condiciones materiales de la pobreza comparativa de Emma y para introducir giros argumentales melodramáticos. La Emma de Hubback siente nostalgia por el pasado y su antiguo hogar: “Emma descubrió que su mente continuamente volvía a escenas del pasado; a las esperanzas que habían sido alguna vez tan agradables y animadas, y a la decepción que había vencido sobre ellas.” (“Emma found her mind continually reverting to past scenes; to the hopes which had once been so pleasant and lively, and the disappointment which had succeeded them.”) (vol.2, 138) Su movilidad forzosa se percibe como amenazante e incómoda: “Y así, por segunda vez, Emma Watson es expulsada del hogar en donde había esperado inútilmente encontrar un refugio continuo, y por segunda vez forzada a buscar la protección de parientes extraños.” (“And thus, for a second time, was Emma Watson driven out from the home where she had vainly hoped to find a continued shelter, and a second time compelled to look for protection from strange relatives.”) (vol.2, 163) Como reflexiona sobre su propia nostalgia, se acerca a las rapsodias románticas de Fanny Price en los “poderes de recordar y olvidar” (“powers of recollecting and forgetting”) (208-209) en Mansfield Park (Mansfield Park): “Hay tiempos en los que todo lo que he perdido vuelve a mi memoria, y parece dominarme. Mis primeros amigos me perdieron, y con ellos el hogar feliz en donde había disfrutado de cada indulgencia, y cada placer que el afecto podía procurar” (“[T]here are times when all I have lost comes back to my memory, and seems quite to overpower me. My earliest friends lost to me, and with them the happy home where I had enjoyed every indulgence, and every pleasure that affection could procure.”) (vol.3, 57) Con su sufrimiento exacerbado por las atenciones indeseadas del médico sórdido, ella incluso echa de menos literalmente su familia. Sin embargo, las descripciones del anhelo nostálgico son interrumpidas por una llamada victoriana hacia la resistencia. La fuerza se deriva del sufrimiento, que se convierte en “un sistema de disciplina mental” (“a system of mental discipline”) (vol.2, 164):

Era extraño que aunque en este momento ella tuviera realmente más motivos de ansiedad, más fuentes de depresión y dolor, lo llevaba mucho mejor que al principio. Entonces había parecido abrumada — ahora fortalecida por el golpe. Estaba aprendiendo a ver la vida, sus obligaciones, y sus pruebas, bajo una nueva luz; descubrió que el sufrimiento no era una circunstancia accidental, como una enfermedad transitoria, para curarse y olvidarse cuanto antes; era la condición de la vida misma — la paz era la excepción — y había disfrutado de su parte; en adelante, debería esperar la prueba y la resistencia [ . . .]. (vol.2, 163-164)

It was strange that though at this moment she really had more subjects of anxiety, more sources of depression and sorrow, she bore it so much better than the first. Then she had seemed overwhelmed — now strengthened by the blow. She was learning to see life, its duties, and its trials, in a new light; she discovered that suffering was not an accidental circumstance, like a transitory illness, to be cured and forgotten as soon as possible; it was the condition of life itself — peace was the exception — and she had enjoyed her share; henceforth, she must look forward to trial and endurance [ . . .]. (vol.2, 163-164)

La Hermana Menor (The Younger Sister) de Catherine Hubback, la primera secuela completa de las novelas de Jane Austen, no es sólo de manera enfática una novela histórica, sino también un texto victoriano en más de un sentido. De esta manera, doblemente “actualizando” a Austen por su tiempo, crea una contribución temprana a una “Victorianización” de Austen que continuó con Memoria de Austen-Leigh y todavía es fomentada por las biografías contemporáneas y específicamente por el género de la secuela de Austen. Vertiendo otra luz en las percepciones victorianas, popularidad e interpretación de Jane Austen y de sus obras, La Hermana Menor (The Younger Sister) es también una novela victoriana bien escrita, desarrollada a partir del fragmento original de Jane Austen y convirtiéndolo en un pedazo independiente de ficción, que ha recibido hasta ahora muy poca atención. Mientras que su tratamiento de la frenología, de las cortes, de los médicos, de las institutrices, y también de la falta de vivienda y de la nostalgia es tan típico de la ficción victoriana como para evitar que presente algo nuevo, esto lo marca típicamente como una parte esclarecedora de la cultura victoriana — específicamente como sus adiciones al texto original de Jane Austen revelan las continuidades y las fracturas que distinguen la época victoriana de la época de Austen.

Obras citadas

Aiken, Joan. Emma Watson: The Watsons Completed: Complete and Unabridged [1996]. Leicester: Ulverscroft, 1997.

Austen, Jane. Mansfield Park. London: Oxford UP, 1953.

Austen-Leigh, J.E. A Memoir of Jane Austen. London: Bentley, 1870.

Buckley, Jerome Hamilton. The Triumph of Time: A Study of the Victorian Concepts of Time, History, Progress, and Decadence. Cambridge, MA: Harvard UP, 1967.

Easson, Angus. Elizabeth Gaskell. London: Routledge & Kegan Paul, 1979.

Gaskell, Elizabeth. Wives and Daughters. London: Smith, Elder and Co., 1866.

Hubback, Catherine. The Younger Sister. London: Thomas Cautley Newby, 1850.

Nowak, Helge. “Completeness is all”: Fortsetzungen und andere Weiterfuehrungen Britischer Romane als Beispiel zeituebergreifender und interkultureller Rezeption. Frankfurt am Main: Lang, 1994.

Oulton, L. The Watsons: A Fragment by Jane Austen. London: Hutchinson, 1923.

Pickrel, Paul. “‘The Watsons” and the Other Jane Austen,” ELH (1988), 55.2: 443-467.

Pike, Holly. Family and Society in the Works of Elizabeth Gaskell. New York: Peter Lang, 1995.

Stabler, Jane. Burke to Byron, Barbauld to Baillie, 1790-1830. Basingstoke: Palgrave, 2002.

Sutherland, Kathryn. “Introduction”, Jane Austen, Mansfield Park. London: Penguin, 1996, vii-xxi.

Thackeray, William Makepeace. The Newcomes. Ann Arbor: U of Michigan P, 1996.

Tillotson, Kathleen. Novels of the Eighteen-Forties. Oxford: Clarendon, 1983.

Tuite, Clara. Romantic Austen: Sexual Politics and the Literary Canon. Cambridge: Cambridge UP, 2002.

Unsworth, Anna. Elizabeth Gaskell: An Independent Woman. London: Minerva, 1996.

Wagner, Tamara S. “Rewriting Sentimental Plots: Sequels to Novels of Sensibility by Jane Austen and Another Lady,” Debra Bourdeau and Elizabeth Kraft, eds. And Now for the Sequel: Examining Updates of Eighteenth-Century Works (forthcoming).

Wagner, Tamara S. “‘Overpowering Vitality: Nostalgia and Men of Sensibility in the Fiction of Wilkie Collins,” MLQ 63:4 (2002): 473-502.

Wagner, Tamara S. “Phrenology and Representation of Physical Deviance in Victorian Fiction,” Postgraduate English 5 (March 2002)

Wagner, Tamara S. Longing: Narratives of Nostalgia in the British Novel, 1740-1890 (forthcoming).

Williams, Raymond. The Country and the City. London: Hogarth Press, 1973, repr. 1985.

Materiales relacionados